Nuevas recetas

Hongo de 180 libras desenterrado en China

Hongo de 180 libras desenterrado en China

Seta que batió récords necesitó 67 para ser desenterrada

Wikimedia / Rob Hille

Se necesitaron 67 personas para desenterrar un hongo comestible récord de 180 libras en la provincia china de Yunnan.

Yunnan, China, es famosa por sus hongos, pero normalmente ese renombre se relaciona con el sabor de los hongos, no con su asombroso tamaño. Pero un grupo de aldeanos en la provincia china de Yunnan descubrió recientemente un hongo récord que pesa poco más de 180 libras.

Según Shanghaiist, el hongo es el hongo comestible más grande del mundo. Es un grupo enorme de hongos más pequeños que forma un hongo gigante que mide apenas un metro de altura y casi un metro y medio de diámetro. Fueron necesarios 67 trabajadores para sacarlo del suelo una vez que se descubrió.

La provincia de Yunnan tiene más de 600 especies de hongos comestibles, y sus hongos de tamaño inusual se han acercado al estado de récord mundial antes. Shanghaiist informa que en julio pasado algunos residentes descubrieron un enorme hongo de 33 libras que era un contendiente de récord mundial, pero que era prácticamente 150 libras más ligero que este nuevo.

La Asociación de Récords Mundiales confirmó el domingo que el hongo de Yunnan era un hongo récord mundial de buena fe. La provincia de Yunnan produce la mitad de las exportaciones de hongos de China. Si le da un mordisco a este, o algún otro buen hongo comestible, consulte algunas de nuestras mejores recetas de hongos para obtener algunas ideas de preparación.


¿Cuántas calorías realmente necesitas?

Ya sea que esté tratando de perder peso, aumentar de peso o mantener su peso actual, es posible que tenga la tentación de buscar las calorías sugeridas por día para su sexo, edad y nivel de actividad. La siguiente tabla solo debe usarse como un punto de referencia, porque cada persona es muy diferente metabólicamente incluso cuando son del mismo tamaño y sexo. Los siguientes rangos de calorías sugeridos se generan utilizando el cálculo del requerimiento energético estimado del Instituto de Medicina.

Para mantener el peso la tabla a continuación le muestra su límite diario de calorías. Se basa en su edad, nivel de actividad y el IMC (índice de masa corporal) de 21,5 para las mujeres y 22,5 para los hombres.

Perder peso - Se solía recomendar que para perder una libra por semana necesitabas disminuir el total de calorías en 500 por día. Ahora los investigadores creen que la pérdida de peso es un proceso más lento y que una disminución de 10 calorías por día conduce a una pérdida de alrededor de una libra en un año. La clave es ser paciente y trabajar con un dietista para que le ayude a encontrar el plan adecuado para usted.

Ganar peso, es mejor trabajar en un plan con un dietista. Sin embargo, continúe y agregue calorías.

Para lograr una pérdida de peso exitosa que pueda mantener con el tiempo, los expertos recomiendan elegir alimentos con menos calorías pero ricos en proteínas, vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes.


Contenido

Antigüedad Editar

La primera mención de las trufas aparece en las inscripciones de los neo-sumerios sobre los hábitos alimenticios de su enemigo amorreo (III dinastía de Ur, siglo XX a. C.) [5] y más tarde en los escritos de Teofrasto en el siglo IV a. C. En la época clásica, sus orígenes fueron un misterio que desafió a muchos Plutarco y otros pensaron que eran el resultado de los rayos, el calor y el agua en el suelo, mientras que Juvenal pensó que los truenos y la lluvia fueron fundamentales en su origen. Cicerón los consideraba hijos de la tierra, mientras que Dioscórides pensaba que eran raíces tuberosas. [6]

Roma y Tracia en el período clásico identificaron tres tipos de trufas: Tuber melanosporum, T. magnificus, y T. magnatum. En cambio, los romanos utilizaron una variedad de hongos llamados terfez, también llamados a veces "trufa del desierto". El terfez utilizado en Roma procedía de Lesbos, Cartago y especialmente de Libia, donde el clima costero era menos seco en la antigüedad. [6] Su sustancia es pálida, teñida de rosa. A diferencia de las trufas, los terfez tienen poco sabor inherente. Los romanos usaban el terfez como portador de sabor, porque el terfez tiende a absorber los sabores circundantes. De hecho, dado que la cocina romana antigua usaba muchas especias y aromas, los terfez eran apropiados en ese contexto.

Edad Media Editar

Las trufas rara vez se utilizaron durante la Edad Media. La caza de trufas es mencionada por Bartolomeo Platina, el historiador papal, en 1481, cuando registró que las cerdas de Notza no tenían igual en la caza de trufas, pero que debían llevar bozal para evitar que se comieran el premio. [7]

Renacimiento y modernidad Editar

Durante el Renacimiento, las trufas recuperaron popularidad en Europa y fueron honradas en la corte del rey Francisco I de Francia. Eran populares en los mercados parisinos en la década de 1780, importados estacionalmente de los terrenos de trufas, donde los campesinos los habían disfrutado durante mucho tiempo. Brillat-Savarin (1825) señaló que eran tan caros que aparecían solo en las mesas de los grandes nobles y mantenían a las mujeres. A veces se servían con pavo.

Las trufas eludieron durante mucho tiempo las técnicas de domesticación, como señaló Jean-Anthelme Brillat-Savarin (1825):

Los hombres más eruditos han tratado de averiguar el secreto y se imaginan haber descubierto la semilla. Sin embargo, sus promesas fueron vanas y ninguna siembra fue seguida de una cosecha. Quizás esto esté bien, porque como uno de los grandes valores de las trufas es su precio, quizás serían menos estimadas si fueran más baratas. [3]

Se pueden cultivar trufas. [8] Ya en 1808, los intentos de cultivar trufas, conocidas en francés como truficultura, tuvieron éxito. La gente había observado durante mucho tiempo que las trufas crecían entre las raíces de ciertos árboles, y en 1808, Joseph Talon, de Apt (departamento of Vaucluse) en el sur de Francia, tuvo la idea de trasplantar algunas plántulas que había recolectado al pie de robles conocidos por albergar trufas en su sistema radicular.

Para descubrir cómo cultivar trufas, algunas fuentes dan ahora prioridad a Pierre II Mauléon (1744-1831) de Loudun (en el oeste de Francia), que comenzó a cultivar trufas alrededor de 1790. Mauléon vio una "simbiosis evidente" entre el roble, el suelo rocoso y la trufa, y trató de reproducir tal ambiente tomando bellotas de árboles que se sabe que han producido trufas y sembrándolas en suelo calcáreo. [9] [10] Su experimento fue exitoso, con trufas que se encontraron en el suelo alrededor de los robles recién crecidos años más tarde. En 1847, Auguste Rousseau de Carpentras (en Vaucluse) plantó 7 hectáreas (17 acres) de robles (nuevamente de bellotas encontradas en el suelo alrededor de robles productores de trufas), y posteriormente obtuvo grandes cosechas de trufas. Recibió un premio en la Exposición Universal de 1855 en París. [11]

Estos intentos exitosos fueron recibidos con entusiasmo en el sur de Francia, que poseía los dulces suelos de piedra caliza y el clima seco y cálido que las trufas necesitan para crecer. A finales del siglo XIX, una epidemia de filoxera destruyó muchos de los viñedos del sur de Francia. Otra epidemia también mató a la mayoría de los gusanos de seda allí, haciendo inútiles los campos de moreras. Así, se dejaron en libertad grandes extensiones de tierra para el cultivo de trufas. Se plantaron miles de árboles productores de trufas y la producción alcanzó picos de cientos de toneladas a fines del siglo XIX. En 1890, se plantaron 75.000 hectáreas (190.000 acres) de árboles productores de trufas.

En el siglo XX, con la creciente industrialización de Francia y el posterior éxodo rural, muchos de estos campos de trufas (campeones truferos o trufas) regresó al desierto. La Primera Guerra Mundial también asestó un duro golpe al campo francés, matando al 20% o más de la fuerza de trabajo masculina. Como consecuencia, las técnicas recién adquiridas de truficultura se perdieron. Entre las dos guerras mundiales, las trufas plantadas en el siglo XIX dejaron de ser productivas. (El ciclo de vida promedio de un árbol productor de trufas es de 30 años). En consecuencia, después de 1945, la producción de trufas se desplomó y los precios aumentaron dramáticamente. En 1900, la mayoría de la gente usaba trufas, y en muchas ocasiones. [ cita necesaria ] Hoy en día, son un manjar poco común reservado para los ricos o utilizado en ocasiones muy especiales.

En la década de 1970, se iniciaron nuevos intentos de producción masiva de trufas para compensar la disminución de las trufas silvestres. Aproximadamente el 80% de las trufas que se producen actualmente en Francia proceden de plantaciones de trufas especialmente plantadas. [ cita necesaria ] Se están realizando inversiones en plantaciones cultivadas en muchas partes del mundo utilizando riego controlado para una producción regular y resistente. [12] [13] Existen áreas de cultivo de trufas en numerosos países. [ cita necesaria ]

Una fase crítica del cultivo es el control de calidad de las plantas micorrízicas. Se necesitan entre 7 y 10 años para que las trufas desarrollen su red micorrízica, y solo después de que las plantas hospedantes entren en producción. Un análisis completo del suelo para evitar la contaminación por otros hongos dominantes y un control muy estricto de la formación de micorrizas son necesarios para asegurar el éxito de una plantación. La inversión total por hectárea para una plantación irrigada y sellada (contra jabalíes) puede costar hasta 10.000 €. [14] Teniendo en cuenta el nivel de inversión inicial y el retraso en la madurez, los agricultores que no se han ocupado tanto de las condiciones del suelo como de las condiciones de las plántulas corren un alto riesgo de fracasar.

Nueva Zelanda y Australia Editar

Las primeras trufas negras (Tuber melanosporum) que se producirán en el hemisferio sur se recolectaron en Gisborne, Nueva Zelanda, en 1993. [15]

La primera trufa burdeos de Nueva Zelanda se encontró en julio de 2012 en una granja de trufas de Waipara. Pesaba 330 gy fue encontrado por el beagle del dueño de la granja. [dieciséis]

En 1999, se recolectaron las primeras trufas australianas en Tasmania, [17] el resultado de ocho años de trabajo. Los árboles fueron inoculados con el hongo de la trufa con la esperanza de crear una industria local de la trufa. Su éxito y el valor de las trufas resultantes han fomentado el desarrollo de una pequeña industria. En 2008, se extrajeron aproximadamente 600 kilogramos (1.300 libras) de trufas de la rica tierra de Manjimup. Cada año, la empresa ha ampliado su producción y se ha trasladado a las regiones más frías de Victoria y Nueva Gales del Sur.

En junio de 2014, un productor cosechó la trufa más grande de Australia en su propiedad en Robertson, en las tierras altas del sur de Nueva Gales del Sur. Era un hongo perigord negro francés que pesaba 1,1172 kg (2 lb 7 + 7 ⁄ 16 oz) y estaba valorado en más de $ 2,000 por kilogramo [18].

Estados Unidos Editar

Tom Michaels, propietario de Tennessee Truffle, comenzó a producir trufas de Périgord comercialmente en 2007. [19] En su apogeo en la temporada 2008-2009, su granja produjo alrededor de 200 libras de trufas, pero el tizón de las avellanas del este casi acabó con sus avellanos por 2013 y la producción cayó, lo que esencialmente lo llevó a la quiebra. [20] El tizón de la avellana oriental destruyó de manera similar los huertos de otros agricultores comerciales que alguna vez fueron prometedores, como Tom Leonard, también en el este de Tennessee, y Garland Truffles en Carolina del Norte. Los agricultores más nuevos, como los clientes de New World Truffieres, Pat Long en Oregon y Paul Beckman en Idaho, o Nancy Rosborough de Mycorrhiza Biotech en Gibsonville, NC, todavía se encuentran en las primeras etapas y esperan que sus cosechas aumenten de tamaño. [21] Asimismo, Ian Purkayastha de Regalis Foods ha establecido una pequeña granja en Fayetteville, Arkansas. [22]

Otros usos Editar

El Profeta Muhammad aconsejó a sus Compañeros que usaran trufa para tratar enfermedades de los ojos. [23]

El origen de la palabra "trufa" parece ser el término latino tubérculo, que significa "hinchazón" o "bulto", que se convirtió en tufer- y dio lugar a los diversos términos europeos: danés Trøffel, Holandés trufa, Trufa inglesa, francesa trufa, Alemán Trüffel, Griego τρούφα trúfa, Italiano tartufo, Polaco trufla, Rumano trufă, Español trufay sueco Tryffel.

La palabra alemana Kartoffel ("patata") se deriva del término italiano para trufa debido a similitudes superficiales. [24] En portugués, las palabras trufa y túbera son sinónimos, este último más cercano al término latino.

El análisis filogenético ha demostrado la evolución convergente del modo trófico ectomicorrízico en diversos hongos. El subfilo, Pezizomycotina, que contiene el orden Pezizales, tiene aproximadamente 400 millones de años. [25] Dentro del orden Pezizales, los hongos subterráneos evolucionaron independientemente al menos quince veces. [25] Dentro de Pezizales se encuentran las familias Tuberaceae, Pezizaceae, Pyronematacae y Morchellaceae. Todas estas familias contienen linajes de hongos subterráneos o trufados. [1]

El fósil ectomicorrízico más antiguo es del Eoceno hace unos 50 millones de años. Esto indica que los cuerpos blandos de los hongos ectomicorrízicos no se fosilizan fácilmente. [26] El mecanismo de relojería molecular ha sugerido que la evolución de los hongos ectomicorrízicos ocurrió hace aproximadamente 130 millones de años. [27]

La evolución de cuerpos fructíferos subterráneos ha surgido numerosas veces en Ascomycota, Basidiomycota y Glomeromycota. [1] Por ejemplo, los géneros Rhizopogon y Histerangio de Basidiomycota ambos forman cuerpos fructíferos subterráneos y juegan roles ecológicos similares a los de la trufa formando ascomicetos. Los ancestros de los géneros Ascomycota Geopora, Tubérculo, y Leucangium se originó en Laurasia durante la era Paleozoica. [28]

La evidencia filogenética sugiere que la mayoría de los cuerpos fructíferos subterráneos evolucionaron a partir de hongos sobre el suelo. Con el tiempo, se redujeron los estípites y las tapas de los hongos, y las tapas empezaron a encerrar el tejido reproductivo. La dispersión de las esporas sexuales pasó del viento y la lluvia a la utilización de animales. [28]

La filogenia y biogeografía del género Tubérculo fue investigado en 2008 [29] utilizando espaciadores transcritos internos (ITS) de ADN nuclear y reveló cinco clados principales (Aestivum, Excavatum, Rufum, Melanosporum y Puberulum), esto se mejoró y expandió posteriormente en 2010 a nueve clados principales utilizando subunidades grandes (LSU ) del ADN mitocondrial. Los clados Magnatum y Macrosporum se distinguieron del clado Aestivum. El clado Gibbosum se resolvió a diferencia de todos los demás clados, y el clado Spinoreticulatum se separó del clado Rufum. [30]

El hábito de la trufa ha evolucionado de forma independiente entre varios géneros de basidiomicetos. [31] [32] [33] El análisis filogenético ha revelado que los cuerpos fructíferos subterráneos de basidiomicetos, al igual que sus homólogos de ascomicetos, evolucionaron a partir de hongos que se encuentran por encima del suelo. Por ejemplo, es probable que Rhizopogon especie surgió de un antepasado compartido con Suillus, un género formador de hongos. [31] Los estudios han sugerido que la selección de cuerpos fructíferos subterráneos entre ascomicetos y basidiomicetos ocurrió en ambientes con agua limitada. [28] [31]

Negro Editar

La trufa negra o trufa negra del Périgord (Tuber melanosporum), la segunda especie de mayor valor comercial, lleva el nombre de la región de Périgord en Francia. [34] Las trufas negras se asocian con robles, avellanos, cerezos y otros árboles de hoja caduca y se cosechan a finales de otoño e invierno. [34] [35] La secuencia del genoma de la trufa negra se publicó en marzo de 2010. [36]

Verano o burdeos Editar

La trufa negra de veranoTuber aestivum) se encuentra en toda Europa y es apreciado por su valor culinario. [37] Trufas de Borgoña (designadas Tubérculo uncinatum, pero de la misma especie) se recolectan en otoño hasta diciembre y tienen pulpa aromática de color más oscuro. Estos se asocian con varios árboles y arbustos. [37]

Blanco Editar

En España, las trufas blancas de verano se pueden cosechar solo de mayo a julio, según la normativa gubernamental. [38]

Tuber magnatum, la trufa blanca de alto valor o trifola d'Alba Madonna ("Trufa de la Virgen de Alba" en italiano) se encuentra principalmente en las áreas de Langhe y Montferrat [39] de la región del Piamonte en el norte de Italia, y más famoso, en el campo alrededor de las ciudades de Alba y Asti. [40] Un gran porcentaje de las trufas blancas de Italia también provienen de Molise.

Edición blanquecina

La "trufa blanquecina" (Tuber borchii) es una especie similar que se encuentra en Toscana, Abruzzo, Romaña, Umbría, Las Marcas y Molise. No es tan aromático como los del Piamonte, aunque los de Città di Castello se acercan bastante. [35]

Geopora Editar

Geopora spp. son socios ectomicorrízicos importantes de los árboles en los bosques y los bosques de todo el mundo. [1] Pinus edulis, una especie de pino muy extendida en el suroeste de EE. UU., depende de Geopora para la adquisición de nutrientes y agua en ambientes áridos. [41] Como otros hongos trufados, Geopora produce esporocarpos subterráneos como medio de reproducción sexual. [41] Geopora cooperi, también conocida como trufa de pino o trufa peluda, es una especie comestible de este género. [1]

Otro Editar

Una trufa menos común es la "trufa de ajo" (Tubérculo macrosporum).

En el noroeste del Pacífico de los EE. UU., Varias especies de trufas se cosechan tanto de forma recreativa como comercial, sobre todo, la Leucangium carthusianum, Trufa negra de Oregon Tuber gibbosum, Trufa blanca de primavera de Oregon y Tubérculo oregonense, la trufa blanca de invierno de Oregon. Kalapuya brunnea, la trufa marrón de Oregón, también se ha cosechado comercialmente y tiene una nota culinaria.

La trufa de nuezTubérculo lyonii) [42] sin. texense [43] se encuentra en el sur de los Estados Unidos, generalmente asociado con árboles de nuez. Los chefs que han experimentado con ellos coinciden en que "son muy buenos y tienen potencial como producto alimenticio". [44] Aunque los agricultores de pacanas solían encontrarlas junto con las pacanas y desecharlas, considerándolas una molestia, se venden a unos 160 dólares la libra y se han utilizado en algunos restaurantes gourmet. [45]

El término "trufa" se ha aplicado a varios otros géneros de hongos subterráneos similares. Los géneros Terfezia y Tirmania de la familia Terfeziaceae se conocen como las "trufas del desierto" de África y Oriente Medio. Pisolithus tinctorius, que históricamente se comía en partes de Alemania, a veces se le llama "trufa de Bohemia". [6]

Rhizopogon spp. son miembros ectomicorrízicos de Basidiomycota y del orden Boletales, un grupo de hongos que típicamente forman hongos. [46] Al igual que sus homólogos de ascomicetos, estos hongos son capaces de crear cuerpos fructíferos parecidos a la trufa. [46] Rhizopogon spp. son ecológicamente importantes en los bosques de coníferas donde se asocian con varios pinos, abetos y abetos de Douglas. [47] Además de su importancia ecológica, estos hongos también tienen valor económico. Rhizopogon spp. se utilizan comúnmente para inocular plántulas de coníferas en viveros y durante la reforestación. [46]

Histerangio spp. son miembros ectomicorrízicos de Basidiomycota y del orden Hysterangiales que forman esporocarpos similares a las verdaderas trufas. [48] ​​Estos hongos forman capas miceliales de hifas vegetativas que pueden cubrir entre el 25 y el 40% del suelo del bosque en los bosques de abetos de Douglas, contribuyendo así a una parte significativa de la biomasa presente en los suelos. [48] ​​Como otros hongos ectomicorrízicos, Histerangio spp. desempeñan un papel en el intercambio de nutrientes en el ciclo del nitrógeno al acceder al nitrógeno no disponible para las plantas hospedantes y al actuar como sumideros de nitrógeno en los bosques. [47]

Glomus spp. son micorrizas arbusculares del filo Glomeromycota dentro del orden Glomerales. [28] Los miembros de este género tienen una baja especificidad del hospedador, y se asocian con una variedad de plantas que incluyen maderas duras, herbáceas, arbustos y pastos. [28] Estos hongos ocurren comúnmente en todo el hemisferio norte. [28]

Miembros del género Elaphomyces se confunden comúnmente con trufas.

Los micelios de las trufas forman relaciones simbióticas y micorrízicas con las raíces de varias especies de árboles, como haya, abedul, avellano, carpe, roble, pino y álamo. [49] Los hongos ectomicorrízicos mutualistas como las trufas proporcionan nutrientes valiosos a las plantas a cambio de carbohidratos. [50] Los hongos ectomicorrízicos carecen de la capacidad de sobrevivir en el suelo sin sus plantas hospedantes. [25] De hecho, muchos de estos hongos han perdido las enzimas necesarias para obtener carbono por otros medios. Por ejemplo, los hongos de la trufa han perdido su capacidad para degradar las paredes celulares de las plantas, lo que limita su capacidad para descomponer la basura vegetal. [25] Las plantas hospedantes también pueden depender de sus hongos trufados asociados. Geopora, Peziza, y Tubérculo spp. son vitales en el establecimiento de comunidades de robles. [51]

Tubérculo las especies prefieren suelos arcillosos o calcáreos, bien drenados y neutros o alcalinos. [52] [53] [54] Tubérculo trufas frutales durante todo el año, dependiendo de la especie, y se pueden encontrar enterradas entre la hojarasca y el suelo. La mayor parte de la biomasa fúngica se encuentra en las capas de humus y hojarasca del suelo. [47]

La mayoría de los hongos de la trufa producen esporas asexuales (mitosporas o conidios) y esporas sexuales (meiosporas o ascosporas / basidiosporas). [55] Los conidios se pueden producir más fácilmente y con menos energía que las ascosporas y pueden dispersarse durante eventos de perturbación. La producción de ascosporas consume mucha energía porque el hongo debe asignar recursos a la producción de grandes esporocarpos. [55] Las ascosporas nacen dentro de estructuras en forma de saco llamadas ascos, que están contenidas dentro del esporocarpio.

Debido a que los hongos de la trufa producen sus cuerpos fructíferos sexuales bajo tierra, el viento y el agua no pueden propagar las esporas. Por lo tanto, casi todas las trufas dependen de vectores animales micófagos para la dispersión de las esporas. [1] Esto es análogo a la dispersión de semillas en frutos de angiospermas. Cuando las ascosporas están completamente desarrolladas, la trufa comienza a exudar compuestos volátiles que sirven para atraer vectores animales. [1] Para una dispersión exitosa, estas esporas deben sobrevivir al paso a través del tracto digestivo de los animales. Las ascosporas tienen paredes gruesas compuestas de quitina para ayudarlas a soportar el entorno de las tripas de los animales. [55]

Los vectores animales incluyen aves, ciervos y roedores como ratones de campo, ardillas y ardillas listadas. [1] [51] [56] Muchas especies de árboles, como Quercus garryana, dependen de la dispersión de esporocarpos para inocular individuos aislados. Por ejemplo, las bellotas de P. garryana puede ser llevado a un nuevo territorio que carece de los hongos micorrízicos necesarios para su establecimiento. [51]

Algunos animales micófagos dependen de las trufas como su principal fuente de alimento. Ardillas voladoras, Glaucomys sabrinus, de América del Norte juegan un papel en una simbiosis de tres vías con las trufas y sus plantas asociadas. [1] G. sabrinus está particularmente adaptado para encontrar trufas utilizando su refinado sentido del olfato, pistas visuales y memoria a largo plazo de prósperas poblaciones de trufas. [1] Esta intimidad entre animales y trufas influye indirectamente en el éxito de las especies de plantas micorrízicas.

Después de que se dispersan las ascosporas, permanecen inactivas hasta que se inicia la germinación por los exudados excretados de las raíces de la planta huésped. [57] Después de la germinación, se forman hifas y buscan las raíces de las plantas hospedantes. Al llegar a las raíces, las hifas comienzan a formar un manto o vaina en la superficie exterior de las puntas de las raíces. Las hifas luego ingresan a la corteza de la raíz intercelularmente para formar la red Hartig para el intercambio de nutrientes. Las hifas pueden extenderse a otras puntas de las raíces colonizando todo el sistema de raíces del huésped. [57] Con el tiempo, el hongo de la trufa acumula suficientes recursos para formar cuerpos fructíferos. [57] [51] La tasa de crecimiento se correlaciona con el aumento de las tasas de fotosíntesis en la primavera a medida que los árboles salen. [51]

Intercambio de nutrientes Editar

A cambio de carbohidratos, los hongos de la trufa proporcionan a sus plantas hospedantes valiosos micro y macronutrientes. Los macronutrientes vegetales incluyen potasio, fósforo, nitrógeno y azufre, mientras que los micronutrientes incluyen hierro, cobre, zinc y cloruro. [50] En los hongos de la trufa, como en todas las ectomicorrizas, la mayor parte del intercambio de nutrientes se produce en la red Hartig, la red de hifas intercelulares entre las células de las raíces de las plantas. Una característica única de los hongos ectomicorrízicos es la formación del manto en la superficie exterior de las raíces finas. [50]

Se ha sugerido que las trufas se ubican conjuntamente con las especies de orquídeas. Epipactis helleborine y Cephalanthera damasonium., [58] aunque no siempre es así.

Ciclos de nutrientes Editar

Los hongos trufados son ecológicamente importantes en el ciclo de nutrientes. Las plantas obtienen nutrientes a través de sus finas raíces. Los hongos micorrízicos son mucho más pequeños que las raíces finas, por lo que tienen una mayor superficie y una mayor capacidad para explorar los suelos en busca de nutrientes. La adquisición de nutrientes incluye la absorción de fósforo, nitrato o amonio, hierro, magnesio y otros iones. [50] Muchos hongos ectomicorrízicos forman esteras fúngicas en las capas superiores de los suelos que rodean a las plantas hospedantes. Estas esteras tienen concentraciones significativamente más altas de carbono y nitrógeno fijo que los suelos circundantes. [59] Debido a que estas esteras son sumideros de nitrógeno, se reduce la lixiviación de nutrientes. [47]

Las esteras miceliales también pueden ayudar a mantener la estructura de los suelos al mantener la materia orgánica en su lugar y prevenir la erosión. [28] A menudo, estas redes de micelio proporcionan soporte para organismos más pequeños en el suelo, como bacterias y artrópodos microscópicos. Las bacterias se alimentan de los exudados liberados por el micelio y colonizan el suelo que las rodea. [60] Los artrópodos microscópicos, como los ácaros, se alimentan directamente del micelio y liberan valiosos nutrientes para la absorción de otros organismos. [61] Por lo tanto, los hongos de la trufa, junto con otros hongos ectomicorrízicos, facilitan un sistema complejo de intercambio de nutrientes entre plantas, animales y microbios.

Importancia en los ecosistemas de tierras áridas Editar

La estructura de la comunidad vegetal a menudo se ve afectada por la disponibilidad de hongos micorrízicos compatibles. [62] [63] En los ecosistemas de tierras áridas, estos hongos se vuelven esenciales para la supervivencia de sus plantas hospedantes al mejorar la capacidad de resistir la sequía. [64] Una especie fundamental en los ecosistemas de tierras áridas del suroeste de los Estados Unidos es Pinus edulis, comúnmente conocido como pino piñonero. P. edulis se asocia con los hongos subterráneos Geopora y Rhizopogon. [65]

A medida que aumentan las temperaturas globales, también lo hace la ocurrencia de sequías severas que afectan negativamente la supervivencia de las plantas de tierras áridas. Esta variabilidad en el clima ha aumentado la mortalidad de P. edulis. [66] Por lo tanto, la disponibilidad de inóculo micorrízico compatible puede afectar en gran medida el establecimiento exitoso de P. edulis plántulas. [65] Los hongos ectomicorrízicos asociados probablemente desempeñarán un papel importante en la supervivencia de P. edulis con el continuo cambio climático global. [ cita necesaria ]

Comparación de trufa perro y cerdo
Perro trufa Cerdo de trufa
Agudo sentido del olfato Agudo sentido del olfato
Debe estar capacitado Habilidad innata para olfatear trufas.
Más fácil de controlar Tendencia a comer trufas una vez encontradas

Debido a que las trufas son subterráneas, a menudo se localizan con la ayuda de un animal que posee un sentido del olfato refinado. Tradicionalmente, los cerdos se han utilizado para la extracción de trufas. [67] Tanto la búsqueda natural de trufas de la cerda, como su intención habitual de comerla, se deben a un compuesto dentro de la trufa similar al androstenol, la feromona sexual de la saliva de jabalí, que atrae intensamente a la cerda. Los estudios realizados en 1990 demostraron que el compuesto reconocido activamente tanto por los cerdos trufadores como por los perros es el sulfuro de dimetilo. [67]

En Italia, el uso del cerdo para la caza de trufas está prohibido desde 1985 debido al daño causado por los animales al micelio de la trufa durante la excavación que redujo la tasa de producción de la zona durante algunos años. Una alternativa a los cerdos trufados son los perros. Los perros presentan la ventaja de que no tienen un fuerte deseo de comer trufas, por lo que pueden ser entrenados para localizar esporocarpos sin desenterrarlos. Los cerdos intentan desenterrar trufas. [67]

Especies de moscas del género Suilla también puede detectar los compuestos volátiles asociados con los cuerpos fructíferos subterráneos. Estas moscas ponen sus huevos sobre las trufas para proporcionar alimento a sus crías. A nivel del suelo, Suilla se pueden ver moscas volando por encima de las trufas. [67]

Los componentes volátiles responsables del aroma natural de las trufas son liberados por los micelios o los cuerpos fructíferos, o derivan de microbios asociados a la trufa. La ecología química de los volátiles de la trufa es compleja e interactúa con plantas, insectos y mamíferos, lo que contribuye a la dispersión de las esporas. Dependiendo de la especie de trufa, el ciclo de vida o la ubicación, incluyen:

    volátiles, que se encuentran en todas las especies de trufas, como dimetil mono- (DMS), di- (DMDS) y tri- (DMTS) sulfuros, así como 2-metil-4,5-dihidrotiofeno, característico de la trufa blanca T. borchii y 2,4-ditiapentano presente en todas las especies pero principalmente característico de la trufa blanca T. magnatum. Algunas de las trufas blancas muy aromáticas son notablemente picantes, e incluso irritan los ojos cuando se cortan o rebanan.
  • Metabolitos de componentes de aminoácidos no azufrados (hidrocarburos simples y de cadena ramificada) como el etileno (producido por micelios de trufas blancas que afectan la arquitectura de la raíz del árbol huésped), así como 2-metilbutanal, 2-metilpropanal y 2-feniletanol (también comunes en levadura de panadería). volátiles derivados (alcoholes C8 y aldehídos con un olor fúngico característico, como 1-octen-3-ol y 2-octenal). El primero se deriva del ácido linoleico y se produce a partir de trufa blanca madura. T. borchii. Los derivados parecen ser producidos por simbiontes bacterianos que viven en el cuerpo de la trufa. El más abundante de estos, 3-metil, 4-5 dihidrotiofeno, contribuye al aroma de la trufa blanca. [68] [69]

Varias especies y variedades de trufas se diferencian en función de su contenido relativo o ausencia de sulfuros, éteres o alcoholes, respectivamente. El aroma almizclado y sudoroso de las trufas es similar al de la feromona androstenol que también se encuentra en los humanos. [70] A partir de 2010 [actualización], se han estudiado los perfiles volátiles de siete especies de trufas blancas y negras. [71]

Debido a su elevado precio [72] ya su penetrante aroma, las trufas se utilizan con moderación. Los suministros se pueden encontrar comercialmente como productos frescos sin adulterar o en conserva, generalmente en una salmuera ligera.

Como los aromas volátiles se disipan más rápido cuando se calientan, las trufas generalmente se sirven crudas y afeitadas sobre alimentos simples y tibios donde se resaltará su sabor, como la pasta con mantequilla o los huevos. Se pueden introducir láminas finas de trufa en las carnes, bajo la piel de las aves asadas, en Foie gras preparaciones, en patés, o en rellenos. Algunos quesos especiales también contienen trufas. Las trufas también se utilizan para producir sal de trufa y miel de trufa.

Mientras que los chefs alguna vez pelaban trufas, en los tiempos modernos, la mayoría de los restaurantes cepillan la trufa con cuidado y la afeitan o cortan en dados con la piel para aprovechar al máximo el valioso ingrediente. Algunos restaurantes cortan discos circulares de pulpa de trufa y usan las pieles para salsas.

Aceite Editar

El aceite de trufa se utiliza como un sustituto conveniente y de bajo costo de las trufas, para dar sabor o para realzar el sabor y el aroma de las trufas en la cocina. Algunos productos llamados "aceites de trufa" no contienen trufas, o incluyen trozos de variedades de trufas baratas y no apreciadas, que no tienen valor culinario, simplemente para mostrar. [73] La gran mayoría es aceite aromatizado artificialmente con un agente sintético como el 2,4-ditiapentano. [73]

Vodka Editar

Debido a que más moléculas aromáticas en las trufas son solubles en alcohol, se puede usar para llevar un sabor de trufa más complejo y preciso que el aceite sin la necesidad de aromatizantes sintéticos. Muchos productores comerciales usan 2,4-ditiapentano independientemente, ya que se ha convertido en el sabor dominante que la mayoría de los consumidores, no expuestos a las trufas frescas pero familiarizados con los aceites, asocian con ellas. Because most Western nations do not have ingredient labeling requirements for spirits, consumers often do not know if artificial flavorings have been used. [74] It is used as a spirit in its own right, a cocktail mix or a food flavoring. [75]


2000 Year Old Butter 'Football' Unearthed in Ireland

The man in in the spotlight is Jack Conway, an Irish farmer who dug out the giant butter football from a bog (an area of wet muddy ground that is too soft to support a heavy body) near his home in the country's northern Cavan county. The large butter sphere is being moved to the National Museum of Ireland for conservation and further analysis. The prehistoric butter was found 12ft underground. It can be assumed that whoever buried it must have intended to keep it undiscovered, which did succeed for two thousand years!

Savina Donohoe, curator of the Cavan County Museum was quoted as saying that it did smell like butter (even after all these years). "And although I did not taste it there was a strong smell from my hands after touching and holding it," she added.

But why bury a large ball of butter? It is now believed that butter or anything associated with a cow, was seen as a sign of wealth, importance and was valuable in those times. This particular bulk of butter must have been buried as a ritual else normally it would have been found in a wooden box. The person did a pretty good job of hiding it, hence the discovery after 2000 years.

According to the museum staff, this butter is 'theoretically' edible but they would advise against doing that, which we're pretty sure no one would even want to try. They say it's edible because back in those times, bogs were commonly used to store food because of their natural powers of preservation. It is not unusual to plough objects out of Irish bogs, where kegs, canoes, wheels and lots of other weird stuff has been discovered in the past.

This is not the first ancient lump to be discovered. It is reported that around 400 similar butter balls have been found all over Ireland and Scotland. The oldest one to be discovered, was found in a keg, and is estimated to be 5000 years old!


Shiitake mushrooms

There’s a familiar old saying about mushrooms making meals marvelous but when it comes to the delectable shiitake, here’s a pick that goes way beyond the call of duty. Aside from being top choice for the pan, the healthful benefits of eating shiitake mushrooms make them even more to marvel over.

Shiitake (Lentinus edodes belonging to the Tricholomataceae family) is a forest mushroom native to Japan, China and Korea. The Japanese name, shiitake (shee-tah-kay) is derived from “shii” meaning the shiia or oak tree on which they grow and “take” meaning mushroom. In China, shiitake is known as hsaing ku, which means fragrant mushroom.

Shiitakes are deeply rooted in Asian history with the first mention of them dating back to 199AD when natives of Kyushu presented the emperor with a gift of the prized woodland gathering. During the Ming Dynasty (1368-1644), the mushrooms were considered the “elixir of life” and were a reserved pick to be enjoyed only by the emperor and his family.

Ancient Oriental healers prescribed shiitake for a host of ailments including cold, flu, sinus, headache, measles, worms, constipation, hemorrhoids, gout, liver disorders, nutritional deficiencies, poor circulation, and sexual dysfunction. The healthful fungi has held its ground in the medicinal world for thousands of years and many modern day herbalists still recommend shiitake as treatment for the above complaints.

Even though Asian people have been cashing in on the medicinal benefits of shiitakes for almost as far back as history dates, it is only in more current times that the Western World has taken a closer look at the mushroom as being useful for lowering cholesterol, treating high blood pressure, cancer, heart disease, AIDS, herpes, and other viral infections.

Research has shown that shiitake mushrooms contain an amino acid called eritadenine, which is noted for lowering cholesterol. Findings indicated that adding shiitake to one’s diet helped lower blood cholesterol levels by almost 50 percent, especially in cases where high-cholesterol foods were eaten simultaneously with the mushroom.

A remarkable substance known as beta glucan, a form of natural sugar that has powerful immune-boosting and anti-cancer properties, is derived from yeast cells of shiitake. Extensive research since the 1940s has shown that beta glucan not only helps the body fight off invaders but also works as an anti-oxidant.

Beta glucan is marketed as a nutritional supplement in parts of North America, Europe, and in Asia where it is being used in hospitals in conjunction with cancer treatments to slow the growth of tumors and decrease common side effects of treatments.

Today shiitakes are the second most cultivated mushroom in the world (the button mushroom is first). Japan is the largest producer, growing about 80% of the world’s supply. Shiitakes are one of the most popular sources of protein in Asian diets and are often accredited with longevity, vitality, and sound mind.

I had my first memorable taste years ago when I discovered some delightfully chewy brown morsels in a bowl of wonton soup at a Chinese restaurant. After coaxing the secret out of a tight-lipped chef, I was pointed in the direction of shiitakes and became hooked on their unique, smoky flavor and meaty texture.

Back when I started indulging in the exotic mushrooms, they were, as far as my budget was concerned, a pricey condiment that usually had to be hunted down in specialty shops that catered to gourmet cooking. Most of the mushrooms I unearthed were sold dried by the ounce and I remember paying dearly for my addiction! Nowadays, I’m happy to report, they are more affordable and much easier to come by in both fresh and dried state.

Along with their growing popularity, shiitake mushrooms have sprung a host of new names including Chinese Black, Oriental Black, Black Forest, and Golden Oak mushroom. Regardless of tag, the taste is unmistakable and once you’ve sunk your teeth into a full-bodied shiitake, you’ll have no problem identifying one upon a future encounter.

With their protein-rich reputation and pleasing steak-like texture, it’s easy to see why shiitakes are popular with vegetarians and have become a number one alternative for those trying to trim down or cut meat from their diet. I find they make a very satisfying substitute for meat on pizzas, in soups, stews, rice and couscous dishes, and when added to an omelet, make a delightfully healthy stand-in for a traditional steak and egg breakfast.

Aside from being a rich source of protein, shiitakes supply niacin, riboflavin, thiamin, potassium, and iron, and are a good source of vitamins A, B, C, and when used in their sun-dried form, provide a valuable dose of Vitamin D, found in very few foods. They contain more than 50 different enzymes, including pepsin that aids digestion, and asparaginase, which is a substance that has been used to treat childhood leukemia.

Adding shiitakes to one’s diet is easy these days since they are readily available in larger supermarkets everywhere, and now mushrooms lovers can have a whole lot of fun growing their own at home. To me, nothing is more rewarding than harvesting fresh mushrooms right off my own log.

There are a number of suppliers across the country that sell commercial shiitake logs that are drilled with holes in which mushroom “spawn” has been implanted. All you have to do to grow your own is buy a log and follow the easy directions from the supplier. From start-up time to harvesting, your first feed of homegrown shiitakes is only a matter of weeks. And your log will serve you time and time again.

If your log produces more shiitakes than you can use, or if you find a super buy at the grocery store, you can dry your surplus by stringing and hanging. Fishing line or uncolored thread works great for this purpose. When mushrooms are dried, unstring and store in a paper bag on the pantry shelf where they will keep indefinitely.

Fresh shiitakes can be used in place of button or other mushrooms in almost any recipe. They are delicious grilled, fried, creamed, or added to stir-frys. One of my favorite quickie suppers calls for a handful of shiitake mushrooms sautéed in a dab of butter (or olive oil) until golden, then served atop a thick slice of garlic toast. As far as I’m concerned, this is just like having a hot steak sandwich without the fuss and muss of meat.

Dried shiitakes can be broken up and added to soups, stews, sauces or any dish calling for mushrooms. Shiitake stalks, especially those from dried mushrooms, should be removed before cooking as they are rather tough and fibrous. They can be saved up and added to stock, tucked into a bouquet garni or steeped into comforting, soothing teas, then discarded.

To use dried shiitakes in place of fresh mushrooms, just soak whole or broken up pieces in enough boiling water to cover for about 20 minutes or until they plump back up. They are now ready to use in place of fresh-pick and will yield a chewier texture I find most appealing. Save the soaking water to add to gravy or soup or better yet, sit down and enjoy it as a nourishing drink.

Although shiitake supplements can be bought at health food stores in gel-cap forms, powders, extracts, tinctures, and tea preparations, I find it so much more rewarding to derive the healthy benefits of shiitakes by enjoying them right at the table on my plate or in a cup. As with any such preparation, if you do opt to use shiitake supplements to treat a particular ailment, talk to your doctor first.

As far as eating shiitake mushrooms for sheer pleasure—indulge until your heart is content! You’ll find that shiitakes really do make meals more marvelous—not to mention, healthy.

Try the following recipes for great eating.

Here’s a hearty omelette that sheds a new light on the old steak and egg breakfast. Serves two, but recipe can be halved, doubled or tripled as needed.

3 fresh shiitake caps, sliced 1/4-inch thick (or 3 caps broken into fours, soaked in boiling water until plump, then patted dry on paper towels)
2 huevos grandes
½ Tbsp. cream
2 leaves of fresh minced basil (or pinch of dried)
½ Tbsp. butter (or vegetable oil)
sal y pimienta para probar

Separate eggs. With a whisk, beat whites until stiff but not dry. Add basil to yolks, then beat, adding cream until thick and smooth. Gently fold whites into yolks.

Heat butter in heavy skillet (cast iron works very well) until sizzling. Sauté mushrooms on both sides until golden. Pour prepared eggs over top of mushrooms and cook until omelette has set. Turn gently and cook other side. Slide onto heated plate. Condimentar con sal y pimienta.

Super healthy shiitake stir-fry

Nothing is healthier than a stir-fry supper, except for one that’s done up with meaty shiitake mushrooms in place of traditional beef. This recipe does not follow strict measurements as the whole fun of stir-frying is in creating a dish to suit your own liking to a tee. If you love your platter loaded with snow peas, so be it.

1 ½ Tbsp. aceite vegetal
½ Tbsp. aceite de sésamo
½ Tbsp. fresh grated ginger
2 cloves minced garlic
8 fresh shiitake mushrooms sliced 1/4-inch thick (or dried caps prepared as above)
about 4 or 5 cups vegetables of choice cut into stir-fry fashion: onion, cauliflower, broccoli, celery, carrot, green pepper, red or yellow pepper, snow peas, green beans, water chestnuts, baby corn, or any other veggie you fancy
2 cucharadas. soy sauce

Heat oils in wok over medium heat. Add ginger and garlic and sauté until aroma is released, only a few seconds. Add shiitake mushrooms and stir with a wooden spoon for about one minute. Add prepared vegetables and stir-fry, tossing with wooden spoon until fork tender. Add soy sauce and stir until evenly coated. Serve sprinkled with toasted sesame seeds, if you wish. Goes great with steamed rice. Para 4 personas

Shiitake soup with rice vermicelli

4 tazas de agua
4 dried shiitake mushroom caps, broken into small pieces
1 cucharada. soy sauce
1 cucharada. red chili oil (adjust to your tolerance of heat)
1 cucharadita polvo de ajo
1 small, thinly sliced onion
½ stalk celery, sliced thin
2 cucharadas. finely chopped sweet yellow, red, or green peppers
seasoned salt and black pepper to taste
1 cup of rice vermicelli (broken into soup-sized pieces) cooked according to package directions, then rinsed under cold water

Put water in soup pot and bring to boil. Add mushrooms. Reduce heat, cover, and cook 5 minutes. Add remaining ingredients, except salt and pepper, and simmer until vegetables are soft, about 8 minutes. Add seasoned salt and pepper to taste. Stir in the rice vermicelli, and heat to boiling.

Makes 4 to 6 servings, but recipes can be halved or doubled as needed.

This satisfying tea is especially good for those with high blood pressure or high levels of blood cholesterol. Shiitake tea is a perfect drink for taking the edge off hunger pains and is excellent medicine for breaking up a cold and soothing sore muscles that often accompany flu. It can help relieve headache and stuffiness and is good for calming the nerves. A cup of shiitake tea is bound to pick you up every time.

2 dried shiitake mushroom caps, broken into bits
1 taza de agua

Put shiitake pieces into small kettle with water and bring to a boil. Reduce heat, cover, and simmer 30 minutes. Strain (save bits for supper) and administer in a Chinese-sized teacup. Makes enough for 4 doses to take several hours apart. Sip hot.

For pleasure drinking:

Use one mushroom cap per cup of water as above. In Japan, it’s customary to add a pinch of sea salt to the pot. When serving, make sure that each cup gets a fair share of shiitake bits and a cocktail fork or toothpick for fishing them out.

Put shiitake pieces into small kettle with water and bring to a boil. Reduce heat, cover, and simmer 30 minutes. Strain (save bits for supper) and administer in a Chinese-sized teacup. Makes enough for 4 doses to take several hours apart. Sip hot.

For pleasure drinking:

Use one mushroom cap per cup of water as above. In Japan, it’s customary to add a pinch of sea salt to the pot. When serving, make sure that each cup gets a fair share of shiitake bits and a cocktail fork or toothpick for fishing them out.


Did your family love these Air Fryer Stuffed Mushrooms? Be sure to leave a rating and a comment below!

Air Fryer Stuffed Mushrooms

These savory mushrooms are stuffed with a seasoned cheese mixture, then air fried until golden brown!

Quickly rinse and dry mushrooms.

Remove the stem from the mushroom caps (and scoop out the center using a small spoon if desired).

Beat softened cream cheese with a mixer on medium until smooth and fluffy.

Add bacon, 3 tablespoons cheddar cheese, parmesan cheese, seasonings, and green onion.

Stuff the mixture into the mushroom caps.

Preheat air fryer to 400°F. Add mushrooms, reduce heat to 350°F. Cook mushrooms 6 minutes.

Open the air fryer and top mushrooms with remaining cheddar. Cook 2 minutes longer.

Cool 5 minutes before serving.

Depending on your air fryer, the mushrooms can fall sideways as you open/close it. If this is the case, place the mushrooms on a piece of foil and fold up the sides to hold them upright or place them in a small baking pan and place in the air fryer.

Calories: 73 , Carbohydrates: 1 g , Protein: 2 g , Fat: 7 g , Saturated Fat: 4 g , Cholesterol: 20 mg , Sodium: 120 mg , Potassium: 83 mg , Fiber: 1 g , Sugar: 1 g , Vitamin A: 234 IU , Vitamin C: 1 mg , Calcium: 38 mg , Iron: 1 mg

Keyword Air Fryer Stuffed Mushrooms, Air Fryer Stuffed Mushrooms recipe, Best Air Fryer Stuffed Mushrooms, how to make Air Fryer Stuffed Mushrooms


Lumps

If you do end up with lumps in your sauce, there is no need to be disheartened or toss away the sauce in the making. There are a few ways in which you can still .

'It gets better with age, the best is yet to come' is a quote we often refer to when we talk of wine, but now there's another contender - a 2000-years old lump of butter .

Operation results in same mortality rates as having lumps removed and undergoing radiotherapy, new study findsWomen with breast cancer who opt for a double mastectomy to beat the disease do not increase their chances of .

The end-of-the-year celebrations in Italy last from Christmas Eve all the way to Epiphany on Jan. 6, when La Befana, the good witch, brings toys to virtuous children and lumps of coal to naughty ones.

With the lingering summer warmth and the plethora of garden vegetables at the market, this shoulder season calls for something fresh and light for dinner. But the cooler nights and demanding daily routines that have .

The article titled, "Jackfruit is a vegan sensation - could I make it taste delicious at home?" was published on the website of the British daily The Guardian. The article has attracted the wrath of .

Viral Hack: If you want to make your potatoes taste unbelievably creamy and delicious, this viral hack video is just what you need to watch.

A viral video of a home chef cooking mashed potatoes by boiling potato chips has disgusted the internet. Here's the correct way to make them!


Chinese Farmer Hopes a 176-Pound “Magical Mushroom” Will Help Her Son Find a Wife

In certain regions of China and Japan, the rare taisui mushroom is believed to hold mystical, medicinal powers, rewarding those who ingest its flesh with the gift of prolonged life and immortality. Still, for one woman in the Chinese village of Xianghe, who recently found herself in possession of a whopping 176-pound taisui, the magical fungus could hold the key to an even bigger prize: helping her son find a wife.

De acuerdo con la Daily Mail , the woman’s son, Xiao Li, found the massive mushroom while fishing at a pond near the family’s home. Li and his father had to use a tricycle to transport the fungus, and are now storing it in their garage.

“I touched a soft lump. At first I startled, then I examined further and realised it was massive,” Li told People's Daily Online . “I looked up online and realized it is Tai Sui and it has medical value.”

New post: "
Chinese farmerto trade a 176lb 'magical mushroom' for a WIFE
" https://t.co/ PfFxPV11uR

— Lee Levy ( @thekingleelevy ) June 22, 2016

The family is now enlisting an expert to help them appraise the mushroom, and Li’s mother believes the money could help her still-single son finally land a bride.

A type of lingzhi mushroom, taisui is thought to have some medicinal properties, but its ability to preserve one’s youth has never been proven. In 2012, a Chinese investigative news outlet reported that a taisui had been discovered in the village of Liucunbu.

“When the Emperor Qin Shi Huang was on the hunt for the secret to longevity, it is said he discovered this lingzhi was the answer," the anchor said .

The mushroom in that particular case turned out to be a discarded sex toy, not a fungus. But hey, maybe that would help Xiao Li’s companionship issue, too.


Envenenado por una tarta de piñones

Así que ahí estaba yo la semana pasada, desarrollando recetas de Acción de Gracias para una importante revista de comida (sí, funcionan con tanta anticipación) y mordisqueando algunos piñones que había comprado para hacer una crostata de manzana y piñones con la cara abierta mezclada con Calvados. El primer intento no fue exactamente lo que quería, pero seguí mordisqueando la tarta hasta que se acabó.

Dos días después, después de preparar el resto de la comida de Acción de Gracias: un pavo glaseado con sidra, un puré de raíz de apio, manzanas y zanahorias con migas de salvia con mantequilla y un relleno de arroz, puerros y hierbas provenzales. había tenido suficiente de mi propia cocina y llevé a un amigo a almorzar para celebrar. El vino que bebí sabía terriblemente amargo: metálico y desagradable. Más tarde esa noche me invitaron a cenar en la casa de un amigo en el vecindario. It was hard to be polite about the meal because everything I ate tasted like I was sucking on cast iron.

Llamé a mi herbolario ya mi nutricionista, ninguno de los cuales tenía la menor idea de lo que podría estar causando esta extraña erupción de amargura en mi boca.

Una búsqueda frenética en la web desenterró una cantidad desconcertante de causas: desde el embarazo hasta la intoxicación por mercurio y los empastes defectuosos, pero la que comenzó a tener sentido fueron los piñones. Mucha gente culpaba a los piñones que habían comprado en Costco y Trader Joe's, pero el mío provenía de una exclusiva tienda de comida gourmet de Park Slope. Los dedos empezaron a señalar directamente a China, ¿y por qué no? - Si pueden envenenar nuestra pasta de dientes, ¿por qué no también nuestros piñones?

La afección se llama "disgeusia" o "metalogeusia" y no todas las personas se ven afectadas. La FDA dice que no es una alergia, sino una reacción adversa a algo en las nueces. Its cause is still somewhat of a mystery. Se han enviado muchos piñones desde China porque son abundantes y más baratos, pero a partir de hace unos diez años, una variedad particular de piñón blanco cultivada allí: pinus armandii - se ha estado infiltrando en paquetes de cosas buenas. Pinus armandii no está clasificado como comestible por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y los expertos en seguridad alimentaria de la Comisión Europea lo denominan "no apto para el consumo humano". Estrictamente hablando, son venenosos pero no causan daño permanente, por lo que todavía los encuentra en los estantes de los mercados de alimentos. Estas nueces, si te molestas en mirar, son mucho más cortas que las más caras de Italia que una vez consumimos exclusivamente, deben evitarse.

La "boca de piñones" generalmente se desarrolla uno o dos días después de comer las nueces y eso es exactamente lo que me pasó a mí. Casi 48 horas después del último bocado de mi tarta de manzana y piñones, llegó el mal sabor del vino y luego varios días de horrible sabor a heavy metal en mi boca. Su causa sigue siendo objeto de cierta controversia, pero los toxicólogos están bastante seguros de la fuente. Sus efectos pueden durar desde un par de días hasta un par de semanas y seguramente lo alejará de su alimentación. No se puede "curar" porque no es una enfermedad. Varios blogueros informan que tomar tabletas de carbón activado, que cuestan como las dickens en mi tienda naturista, alivia los síntomas (tal vez), al igual que beber jugo de aloe vera (tal vez no). Escuché que Pepcid funciona para algunas personas, al igual que chupar esos caramelos amargos para niños que tuve la tentación de comprar.

Empecé a sentirme como el Dr. Jekyll, experimentando con todo tipo de alimentos. El jugo de limón iluminó el interior de mi boca, el pavo asado sabía a fuel oil y un champiñón casi me envía al hospital. En su lugar, tomé un Benadryl. Curiosamente, las cosas que casi podía tolerar eran café negro de triple concentración (Bustelo) y agua del grifo helada que sabía sorprendentemente bien.

Un científico de blogs explicó que no se puede alterar la amargura en la boca porque la reacción real se registra en su cerebro.

Sospecho que almacenar piñones demasiado tiempo en mi congelador exacerbó esta miserable experiencia. Pero hace aproximadamente una década, cuando el precio de los piñones comenzó a dispararse, también lo hizo el número de quejas sobre esta intoxicación. El momento de Sherlock Holmes llega cuando descubres que el Pinus armandii ofensivo crece solo en China. Los grandes piñones se cosechan en los Estados Unidos, Europa y Turquía, por lo que si encuentra un frasco en su mercado de alimentos sin un país de origen en la etiqueta, o si los frutos secos provienen de más de un país, es posible que desee ponerlos de nuevo en el estante.

Han pasado cuatro días y casi he vuelto a la normalidad. La gratitud nunca supo tan bien.

Rozanne Gold es una chef galardonada y autora de "Eat Fresh Food: Awesome Recipes for Teen Chefs", "Healthy 1-2-3" y "Radically Simple".


Why You Should Drink Gano Coffee

There are numerous varieties of Ganoderma Lucidum which find their wide application in THE medicine manufacturing industries, but the one blended with coffee to prepare mushroom coffee is “Reishi”.

The fungus, Reishi contains polysaccharides, terpenoids antioxidants with the traces of minerals, It also lowers the effect of caffeine on a human body, thus making it a healthy choose for all those, who hate coffee because of its rich caffeine content.

In addition to antioxidant present in this type of mushroom, it improves your immune system to fight against many deadly diseases by increasing the positive effects of antibiotics on the human body.

The Gano Coffee helps to reduce cholesterol levels in the body, and maintains the body blood pressure, if you are a frequent drinker.

Germanium which is added to coffee to make the mushroom coffee is a mineral which increases the oxygen up-taking capacity of the body by a considerable percentage. Improves blood circulation, and therefore reduces joint pains in elders and after gym breakdowns in youngsters.

Destroy Free Radicals

One of the most important reasons why you should consider drinking mushroom coffee is its ability to destroy free radicals in the body.

Free radicals are highly reactive unwanted oxidizing agents which come in the body due to exhaling of polluted dirt particles, and during the metabolic activities. These radicals are not good for the human body and need to be eliminated at the earliest.

Eliminates Body Toxins

The antioxidants triterpenes and polysaccharide present in the gano mushroom promote the destruction of toxins in the liver. And, coffee drinkers in general also have fewer chances of developing a liver problem in comparison to the non-drinkers. Your Liver is the main detox plant in your body therefore drink Gano coffee to make it working properly.

By switching to Gano coffee you can boost yourself with the fresh energy of coffee without getting addicted, but the external effects of this coffee are also same, you will still be awake all night with one cup of this drink.

Gano coffee is not available everywhere, usually it is not available at your local grocery outlets. You go online to find mushroom coffee amazon or other e-commerce sites.

Can We Buy Gano Coffee from Amazon

Yes, you can buy Gano coffee form Amazon Online Store. You will get genuine products only from Amazon.

Final words

The above health benefits of Gano coffee were unearthed by many top researches, medical institutes, and many government organizations. So, don’t consider them as myth or marketing benefits!

All the flaws of coffee can be reduced or eliminated by adding this Chinese mushroom to it.


Ver el vídeo: Lions Mane Mushroom Benefits. Natural Nootropic Supplement (Enero 2022).