Nuevas recetas

Panes de centeno y salvado de trigo

Panes de centeno y salvado de trigo

Ella se esta preparando levadura:

- licuar la levadura con 100 mL de agua tibia, 3 lg de harina y 1 lg de azúcar rallado; se utilizan agua y harina de las cantidades iniciales;

- tapar, dejar unos 10 minutos en un lugar cálido.

En un bol grande, coloca la harina, el salvado de trigo en medio de ellos, la mayonesa, la sal, el aceite de oliva.

Mezclar todo con una espátula y agregar poco a poco agua tibia.

Se obtiene una masa ligeramente pegajosa que se amasa durante 2-3 minutos con las manos engrasadas. Luego se fermenta en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora.

Pasado este tiempo, amasa durante unos 5 minutos, divide la masa en 8 partes iguales y forma los panes.

El amasado y formado de los panes también se hace con las manos engrasadas, de lo contrario la masa se pega a las manos y se vuelve difícil de manipular.

Los panes formados se colocan en una bandeja forrada con papel de hornear, separados.

Cultiva y espolvorea semillas de sésamo y lino.

Dejar reposar durante unos 15 a 20 minutos y colocar en un horno bien calentado durante unos 30 minutos a una temperatura de 170 grados centígrados.

¡Hornea para hornear!




Cómo preparar un borscht natural para regular los niveles de azúcar en sangre y reducir el colesterol

Borscht es un líquido agrio elaborado a partir de salvado de trigo o centeno, que le da sabor y sabor a cualquier sopa. Lo que hace que esta bebida sea especial para la salud es el hecho de que el borscht se prepara fermentando salvado de cereales, que abunda en fibra dietética (43g / 100g de producto) y alto contenido en minerales como manganeso (Mn), magnesio (Mg), selenio (Se ), zinc (Zn), cobre (Cu), potasio (K), hierro (Fe), calcio (Ca), pero también en cantidades generosas de vitaminas B (B1, B2, B3, B6, ácido fólico ácido, colina, ácido pantoténico), enzimas, aminoácidos.

El salvado de trigo u otros cereales, fermentados en agua, forman un líquido amarillento, de sabor amargo y efectos terapéuticos especiales, siempre que se preparen de forma tradicional. Con el tiempo, se han demostrado los beneficios para la salud del borscht de salvado. Pocos borscht utilizados de forma regular y racional en la dieta:

& # 8211 energiza el cuerpo debido a los oligoelementos y vitaminas que contiene
& # 8211 manifiesta acción diurética y protectora sobre la función renal y hepática
& # 8211 ayuda a regular el azúcar en sangre y reduce el colesterol "malo"
& # 8211 combate la resaca, la indigestión y los vómitos en estados de intoxicación
& # 8211 sour borscht elimina la sensación de hambre
& # 8211 utilizada regularmente en la dieta, esta bebida reduce la caída del cabello, fortalece las uñas, desintoxica el cuerpo.

En la medicina popular, el borscht fermentado se usa para tratar diversas dolencias: anemia, bronquitis, asma, sinusitis, diarrea, polineuropatía, intoxicación por alcohol, acortando el período de convalecencia.

Algunos expertos en naturopatía afirman que el borscht tiene un papel beneficioso en la prevención del infarto de miocardio y el cáncer de colon, en la desintoxicación y la pérdida de peso. Hay varias recetas para hacer borscht de salvado agrio.

La chef vegana Elena Niţă Ibrian, en su libro "Belleza y salud a través de la comida viva", presenta su receta de borscht agrio fermentado. ¡Aquí se explica cómo prepararlo a continuación!

Ingredientes: 450 gramos de salvado de trigo, 150 gramos de harina de maíz, 250 gramos de cebada y avena molida, 25 gramos de levadura de cerveza o 100 gramos de pan o un cuenco de lúpulo (la base de un borscht agrio), 10-12 litros de agua, unas ramitas de cereza, una ramita de albahaca, un manojo de alerce. Para obtener el color rosa, puede agregar una remolacha roja de tamaño mediano.

1. Poner el salvado, el maíz y la cebada y la avena en una olla para borscht o en un tarro de 10-12 litros con dos litros de agua y dejar en remojo durante tres horas.

2. Verter cuatro litros de agua caliente a un máximo de 40 grados sobre esta mezcla y mezclar con una cuchara de madera.

3. Añada la levadura de cerveza o las cascarillas o el pan (previamente remojado), las ramitas de cereza y albahaca, el alerce (y la remolacha, si queremos un color y sabor especial) y rellénelo con agua tibia.

4. Cubra el plato con una gasa y déjelo al lado de una fuente de calor durante al menos 48 horas, revolviendo tres o cuatro veces al día.

Colar, colocar en botellas herméticas y guardar en el frigorífico.

Si guarda el borscht en botellas de plástico (que no está exactamente indicado), use una cantidad y la botella ya no está llena, presione el centro de la botella hasta que salga el aire y el borscht llegue a la boca, enrosque la tapa rápidamente y vuelva a guardar la botella en el frigorífico. De esta forma, el borscht mantendrá sus cualidades por más tiempo.

El salvado restante representa las cáscaras, que se pueden almacenar en el refrigerador para preparar una nueva cantidad de borscht durante un máximo de dos meses.

Si queremos preparar las tonalidades de antemano, esto es lo que tenemos que hacer: poner en un bol de al menos dos litros de capacidad, 250 gramos de salvado y una rebanada de pan.

Añadir agua tibia para tapar y dar como resultado una pasta más y más espesa, tapar con una tapa y dejar fermentar (hay que tener cuidado de dejar suficiente espacio en la olla), a temperatura ambiente durante al menos 48 horas (hasta que se vuelva el sabor agrio), luego están listos para agregar a la preparación de borscht.

El borscht agrio también tiene contraindicaciones, no es tolerado por personas que padecen problemas gástricos, aumento de la acidez del estómago, pancreatitis crónica y erosiones de la mucosa digestiva.


¿Cómo podemos introducir el centeno en nuestra dieta diaria?

Para disfrutar de los beneficios del centeno, puede comenzar con pequeños pasos. Por ejemplo, sustituye la harina blanca por harina de centeno que, comparada con ella, contiene más nutrientes y lo más importante, en mayor cantidad. Al mismo tiempo, puede reemplazar el pan normal con pan de centeno. Esto te dará saciedad por más tiempo y además, es una fuente más rica en fibra y Bs. No olvide que puede reemplazar los cereales para el desayuno con hojuelas de centeno. Son muy versátiles y te aportarán la ingesta necesaria de nutrientes.

Los bebés también pueden comer este cereal

A partir de los 7-8 meses, a los bebés se les puede preparar un desayuno a base de centeno. Por ejemplo, por la mañana, podemos ofrecerles yogur con centeno molido y copos. Después de 1 año, podemos ofrecer a los bebés copos de centeno con leche y fruta para el desayuno. En cuanto al almuerzo, como alternativa más saludable al arroz podemos ofrecerles granos de centeno hervidos, sirviéndolos como guarnición o ingrediente en ensalada. Podemos sustituir la harina blanca por harina de centeno para hacer tortitas o pan. Los nutrientes presentes en este alimento ayudarán a los más pequeños a tener una mejor digestión y un colon sano.

En Dr.Green sabemos que la salud es muy importante, tanto para los más pequeños como para los grandes, por eso en nuestras tiendas podrás encontrar una amplia gama de productos a base de centeno. Para redescubrir el sabor tradicional del pan casero, puedes probar la receta del pan al final del artículo. Además, el ingrediente que subyace a una receta exitosa es mayonesa de centeno.


Agua de salvado de ciruela

El caldo de agua con ciruelas o pasas es un tratamiento muy sencillo y eficaz contra el estreñimiento crónico.

A 1 litro de agua agregue 5-8 cucharadas de salvado de trigo y 6-8 ciruelas secas y picadas (sin semillas) o 4 cucharaditas de pasas picadas. Se deja durante la noche, de la tarde a la mañana, cuando todo se cuela a través de una gasa. El líquido así obtenido se consume durante el día, durante largos periodos de tiempo, sin efectos secundarios.


Bollo Graham con albahaca - con efectos calmantes y equilibrantes

Estos panes son muy sabrosos y fáciles de preparar en casa. La adición de albahaca las hace mucho más fragantes y particularmente beneficiosas para la salud.

La albahaca es una especia con propiedades equilibrantes y adaptógenas, es decir, ayuda al organismo a adaptarse al estrés y afrontar situaciones difíciles.

Además, esta especia tiene efectos calmantes sobre el sistema nervioso y es útil en enfermedades de los sistemas respiratorio, endocrino y digestivo.

• 500 g de harina
• 1 taza de salvado de trigo
• 1 cubo de levadura fresca
• 1 cucharada de aceite de oliva
• 1 cucharadita de albahaca
• 1 cucharadita de sal
• agua caliente, ya que contiene

Si desea que los panes estén más llenos y más nutritivos, use harina integral en lugar de harina blanca o harina de centeno.

Pon el salvado de trigo en un tazón grande. Picar finamente la albahaca y agregarla sobre el salvado. Amasar estos dos ingredientes con las manos, añadiendo un poco de agua fría. Deja la mezcla a un lado.

En un recipiente aparte, triturar la levadura con un tenedor. Agrega un poco de agua tibia (no caliente) y sal. Mezclar y agregar un poco de harina, para que espese un poco la composición. Deje reposar la levadura durante 15 minutos.

En el bol con el salvado y la albahaca agrega la harina. Hacer un agujero en el centro y agregar la levadura inflada. Agregue más agua caliente si es necesario. Amasar con las manos hasta obtener una masa homogénea que no se pegue a las manos.

Cubra la olla con una toalla gruesa y déjela reposar durante aproximadamente una hora en un lugar cálido de la casa.

Después de doblar su volumen, coloque la masa sobre la mesa y divídala en trozos pequeños e iguales. Amasar bien cada trozo de masa y luego darle forma con las manos en forma redonda, como panes o pasteles.

Hornea los panes en una sartén o en un caldero, sin aceite, como tortas. Pon la tapa. Cuando estén listos por un lado, dales la vuelta para que se doren por ambos lados.

Fuente de prescripción: "Previene y derrota la enfermedad de las plantas medicinales inmunes y adaptógenas", Virginia Ciocan

* Los consejos y cualquier información de salud disponible en este sitio son para fines informativos, no reemplazan la recomendación del médico. Si padece enfermedades crónicas o sigue tratamientos farmacológicos, le recomendamos que consulte a su médico antes de iniciar una cura o tratamiento natural para evitar interacciones. Posponer o interrumpir los tratamientos médicos clásicos puede poner en peligro su salud.


Método de preparación

Calabacín gratinado con ajo

Lavar el calabacín y cortar palitos de 5-6 cm de largo, luego sazonar con tomillo y especias.

Ciulama de hongos

¿Te gusta ciulamaua? ¡Dame un infierno de cualquier tipo! pero no lo he preparado en años, especialmente


Recetas similares:

Borscht de ortiga rumano

Receta rumana de borscht de ortiga llena de vitaminas, preparada con cebolla, arroz y verduras

Borscht de remolacha como Radauti

Borscht de remolacha radauti preparado con carne de res y frijoles blancos, cebolla, zanahoria y lejía

Borscht de verduras ruso

Borsch de verduras ruso preparado con verduras, lejía y frijoles hervidos, aromatizado con perejil y eneldo verde y laurel.


Pan integral y salvado

El pan casero es mucho más saludable que el que compraste, y cuando el tiempo lo permite, vale la pena probar una receta a base de harina integral y salvado, muy sabrosa y a la vez fácil de preparar.

Lo que necesitas para preparar pan integral y salvado.

500 g de harina integral

2-3 cucharadas de semillas de lino, sésamo o calabaza, molidas

Cómo preparar pan integral y salvado

Combine el agua caliente con la levadura, el azúcar y la harina blanca y déjela espumar durante 15-20 minutos. Agregue el aceite, la sal, el salvado, las semillas de lino y mezcle bien con un batidor. Espolvorea la harina integral poco a poco hasta formar la masa.

Dale forma de bola, cúbrelo con una toalla y déjalo reposar durante 20 minutos. Engrase con un poco de huevo batido, luego espolvoree semillas de sésamo encima, si lo desea. Precaliente el horno a 200 grados y hornee por 20-30 minutos. Sirve después de que se haya enfriado un poco.


El pan de centeno es más rico en fibra que el pan blanco, lo que acelera el tránsito intestinal y lo convierte en una de las soluciones naturales para combatir el estreñimiento.

Por otro lado, la celulosa totalmente presente en el pan de centeno hace que sea más difícil de asimilar & # 8211, por lo que se recomienda alternar con otros tipos de pan.

Su aporte calórico es de 230 kilocalorías por 100 gramos.


Antiguas recetas refrescantes. Braga, el licor que quita el calor

El asalto de los refrescos químicos, ácidos e incluso nocivos para la salud, me hace pensar en lo que eran los refrescos en una época en la que los rumanos no habían oído hablar de las marcas de zumos que llenan las estanterías de las tiendas actuales.

¿Cuántos de nosotros hemos oído hablar de la braga y cuántos sabemos que es una verdadera fuente de salud a través de las vitaminas y minerales que contiene, cuántos de nosotros hemos bebido braga? ¿Pero cuasi?

Intentemos preparar braga en casa y luego compararla con nuestros refrescos de todos los días.

Sin "E's, sin colorantes, sin aditivos de sabor ..."

Ingredientes: 1 kg de cereales (trigo, cebada, centeno, maíz, etc.) en cantidades iguales, 2 kg de maíz.

Preparación: Ponga el cereal en un bol con un poco de agua. Cubre el bol con una toalla y mantenlo caliente para acelerar la germinación. Escurrir bien el agua y secar las semillas en bandejas de plástico o bandejas esmaltadas.

Después del secado, muela a través de una picadora de carne, una máquina de nueces o un molinillo de café.

Lo que se obtiene es malta. Mezclar bien la malta con la harina de maíz y ponerla en una olla con agua hirviendo (no debe haber demasiada agua, para obtener una pasta espesa), removiendo constantemente, para una buena uniformidad.

De esta pasta se elaboran tortas con un diámetro de 10-15 cm, que se colocan en una bandeja de horno, a fuego alto, hasta que se doren, luego se sacan y se dejan enfriar.

Rompe los trozos pequeños y colócalos en un bol (preferiblemente de madera con vaso de drenaje) con una capacidad de 10-12 litros. Vierta 6 litros de agua hervida sobre las tortas.

Déjelo fermentar durante 2-3 días, después de lo cual las bragas estarán listas.

Los mismos pasteles se pueden usar una vez más, pero con menos agua (alrededor de 4-4,5 litros). Se recomienda colocar ramitas en el desagüe del recipiente, para no obstruir la salida.

En Moldavia, la braga se prepara a partir de 2 kg de salvado de trigo, que se mezcla con 1 kg de maíz, hasta obtener una masa. Todo esto se mezcla en la pala del horno y luego se pone al fuego.

Después de hornear, sacar del horno y leudar en un barril de madera. Amasar, agregar agua, levadura y dejar reposar durante 4-5 días.

Después de sacar del barril, colar (para no tener migas) y poner en una taza de arcilla o vidrio, en la que se agrega el azúcar.

Debido a la sencillez de la preparación, la expresión "barato como braga" entró en el idioma rumano

Braga es una bebida que contiene vitamina A y cuatro tipos de vitamina B, como las vitaminas C y E.

Durante la fermentación, el ácido láctico se produce en la braga, un tipo de ácido que rara vez se encuentra en los alimentos que ayudan a la digestión y también se recomienda por su propiedad estimulante de la secreción de leche en las mujeres después del nacimiento y como una valiosa fuente de vitaminas y sales minerales en la dieta de Atletas.